Seguir leyendo »" />
0

Tifón en las costas de la India

rangunRANGÚN — Birmania y Bangladesh anunciaron este miércoles la evacuación de cientos de miles de personas ante la inminente llegada del ciclón Mahasen, que podría afectar a partir del jueves a grandes zonas de las muy pobladas costas del golfo de Bengala.

El Gobierno birmano anunció que desplazará a más de 166.000 personas, en su mayoría musulmanes rohingyas, que ya tuvieron que desplazarse el año pasado por la violencia religiosa y que viven en campos superpoblados e insalubres. Más de 20.000 hogares y cerca de 27.000 personas están afectados por las evacuaciones, según cifras oficiales del régimen de birmano. “El Ejército realojará a los desplazados en las escuelas”, dijo Aung Min, ministro de la presidencia, en una rueda de prensa en Rangún.

En el vecino Bangladesh, las autoridades “ordenaron a la población que vive en zonas próximas al nivel del mar que desalojen el área y vayan a refugios anticiclónicos”, dijo a la AFP Mohamad Abdulá, un administrador del gobierno local de Chittagong, la segunda ciudad del país. Cientos de miles de habitantes se verán afectados por la llegada del ciclón Mahasen.

La decisión de las evacuaciones masivas fue tomada tras un boletín del departamento meteorológico de Bangladesh según el cual el ciclón podría alcanzar la costa el jueves. Según Naciones Unidas el temporal empezará el viernes. El ciclón ha perdido intensidad pero sigue amenazando a más de ocho millones de personas en la región, advirtió la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en un comunicado.

“Si sigue su actual trayectoria, el ciclón afectará al norte de Chittagong, en Bangladesh, pero según su trayectoria final podría poner en peligro la vida de 8,2 millones de personas en el noreste de India, Bangladesh y Birmania”, dijo la OCHA. En Bangladesh, los responsables locales movilizaron a 113 equipos médicos. “Hemos tomado todas las decisiones necesarias para enfrentarnos al ciclón”, dijo a la AFP Mohamed Kamruzaman, un funcionario encargado del campo de refugiados rohingyas Cox’s Bazaar. “Hemos utilizado altavoces para informar a los refugiados”, añadió.

“También hemos almacenado comida, hemos puesto equipos médicos y ambulancias en alerta y enviado a los enfermos y a las mujeres embarazadas de los campos a los hospitales”, explicó Kamruzaman. Los rohingyas, considerados por la ONU como una de las minorías más perseguidas del mundo, también están expuestos al peligro del ciclón en el otro lado de la frontera, en Birmania, donde hay una población de cerca de 800.000 personas sin derechos ni estatuto propio.

Los enfrentamientos del año pasado entre budistas, la etnia rakhine y los rohingyas dejaron cerca de 200 muertos. Y la región cuenta actualmente con cerca de 140.000 desplazados, hacinados en campos con condiciones sanitarias deplorables. En los últimos días muchos rohingyas se negaron a ser evacuados, en un clima de desconfianza hacia las autoridades y las fuerzas de seguridad, indicaron periodistas de la AFP.

Pero el ministro birmano Aung Min dio a entender que no les queda otra alternativa. “Queremos precisar que tienen que estar informados de la ley”, dijo a ls prensa. Por otra parte, el ciclón podría retrasar la visita histórica del presidente birmano Thein Sein a Washington, prevista en los próximos días, dijo Aung Min. Los dos países vecinos ya se vieron afectados en el pasado por un ciclón. En 2007, el ciclón Sidr dejó 3.300 muertos, 800 desaparecidos y 8,7 millones de afectados. En Birmania, el Nargis, que tocó tierra en 2008 en el delta del Irrawaddy, dejó 138.000 muertos y desaparecidos.

Archivado en: Sociedad Etiquetas: , ,

Entradas Recientes

Deja tu opinión

Debes ser Validado enviar comentario.

© 2014 La Verdad. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valido.
Diseñado por Grafycomp.
© 2013 — Contacto: Editor — Actualizado: 14 agosto, 2013 — Visitas totales: 1,960 — Últimas 24 horas: 0 — Conectados: 0